Como sabrán, debido a la pandemia que nos afecta a todos por el coronavirus, se están suspendiendo muchísimas actividades que reúnan personas.
El comienzo de año me encontró trabajando en #Nabucco, la ópera que abría la temporada en el Teatro Colón y yo estaba muy feliz de pisar ese escenario de nuevo, pero se pospone hasta que la situación nos permita circular con menos miedo.
Siempre pienso que no hay mal que por bien no venga... Estamos atravesando muchas crisis como humanidad, algunas provocadas por nosotros y otras por causas naturales... quizás es momento de empezar a pensar qué estamos haciendo mal y qué debemos corregir para que la naturaleza no quiera echarnos del mundo.
Nada es casual. Todo tiene un por qué y una raíz. Seamos más empáticos. Tenemos muchas cosas para pensar.

PD: Esa foto es en la sala Bicentenario del Colón en una pausa de ensayos antes de que nos comunicaran que debíamos suspender actividades. Me quedo con las palabras
del maestro Stefano Poda el último día hacia nosotros como grupo y ojalá pronto nos reencontremos porque realmente tenemos muchas ganas de contar esta historia.

Gracias hasta aquí por todo lo aprendido y por las personas hermosas con las que pude compartir.