Hace varios años, durante el rodaje de la película "El Pozo" de la cuál fui co-guionista, tuve una charla muy linda con Norma Pons. Ella tenía un personaje muy lindo dentro de la historia, y solíamos cenar todos juntos en el hotel luego del trabajo. La cosa es que palabras van, palabras vienen, ella nos hablaba sobre la profesión, sobre cómo seguir adelante, las audiciones, etc etc y etc sobre el mundillo del arte... hasta que a modo de conclusión, y casi al pasar, dijo algo que me quedo guardado en el corazón y que siempre trato de invocar cuando estoy un poco sobrepasado persiguiendo cosas absurdas. Me dijo: "Yo vivo una vida holgada, pero feliz".
Creo que no hace falta explicar nada más. ¿no? Qué hermosa era.